Leo autoras,  Reseñas,  Teatro

Me casé por alegría, de Natalia Ginzburg

Ha costado mucho más de lo que hubiera imaginado, pero el nuevo blog de Un món minúscul ya está funcionando. Esta vez no pienso dejarlo… Con lo que me ha costado… Y estreno con uno de los últimos libros que he leído y que más me han gustado.

Este año estoy empeñada en descubrir tantas autoras como sea posible

En medio de una crisis lectora brutal, Natalia Ginzburg ha venido a salvarme. Tenía Me casé por alegría en la lista de libros pendientes desde hacía algún tiempo y en mi última visita a Barcelona no me pude resistir. Me apetecía leer algo que fuera cortito y que no hubiera visto mil veces por las redes, así que cuando aterricé en La Calders y me lo encontré en una de las mesas tuvimos un flechazo. Ahora, después de haberlo acabado, estoy segura de que esto ya es una relación de esas de para toda la vida.

Acantilado describe esta obra en la contracubierta como “la pieza teatral más célere de Ginzurg” y yo me lo creo, porque en apenas 100 páginas de formato A5 se concentra no uno, sino varios universos maravillosos.

En un primer momento, puede parecer que los personajes responden a unos estereotipos muy marcados, pero a medida que vas avanzando vas sumergiéndote en la profundidad de sus personalidades. Al final no sé si conseguí desentrañar alguno de sus misterios, sus motivaciones, o si no entendí nada de nada. Pero me enamoré de todos y cada uno de ellos.

El ritmo de la obra es de vértigo y los diálogos están escritos de manera virtuosa. Además, Ginzburg tiene un don especial para los detalles que recuerda en cierta manera a Mercè Rodoreda (justo ahora estoy inmersa en la lectura de La muerte y la primavera y me es imposible no comparar) con la que también comparte unos personajes entrañables, sobre todo los femeninos.

Y todo lo anterior unificado gracias a un sentido del humor único, al filo de lo absurdo y sin embargo de una mordacidad brutal, que hace que la lectura sea amena y muy muy divertida. Cada detalle tiene un por qué, todo está conectado y al final el libro conforma una unidad perfecta.

Si queréis saber más sobre la autora pasaros a leer este artículo de Letras Libres que encontré y que me gustó mucho, la describe de una manera que es imposible no querer más de Natalia Ginzburg.  Tanto es así que no he podido evitar pecar de nuevo y comprarme Querido Miguel, una de las obras de las que menos he oído hablar, pero que sin embargo me ha llamado mucho. Espero poder hablaros de ella pronto.

¡Nos leemos pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.