Oriente Medio,  Reseñas

El soñador de la orilla del Tigris, de Fawaz Hussain

En cuanto oí hablar de Larrad Ediciones y de los dos primeros libros de su colección, fue amor a primera vista. Así que me faltó tiempo para encargar que me consiguieran un ejemplar de El soñador de la orilla de el Tigris, de Fawaz Hussain, para poder recogerlo en mi próxima visita a Barcelona. Solo había leído maravillas de él así que lo empecé con ansia en cuanto lo tuve en las manos.

Era la primera vez que leía una novela sobre Oriente Medio, zona de la que sé poco más que el popurrí de desinformaciones con las que nos bombardean los medios de comunicación, y ha sido una experiencia totalmente nueva.

En el libro acompañamos al protagonista, Farzand, en su odisea por volver a su pueblo natal en la zona del Kurdistán sirio tras media vida de exilio en Francia. A lo largo de su épico viaje vamos conociendo, no solo su biografía, sino que también se nos van dando pinceladas de la historia del Kurdistán y de los conflictos y las revueltas que han ido acometiendo la zona durante los últimos 25 años.

Como decía, Oriente Medio es para la mayoría de los europeos un mancha confusa y aterradora de la que no tenemos ni la más remota idea, así que me parece necesario poner nombres, voces e historias personales que le den materialidad y consistencia a los horrores que ocurren en esa parte del globo y El soñador de la orilla del Tigris consigue eso y más.

La novela mezcla diferentes estilos y tengo que reconocer que no he casado con todos. El estilo más lírico me ha fascinado, así como las partes en las que la novela se mezcla con la fábula y el cuento. Fawaz Hussain escribe con una pluma bellísima y es imposible que no se te erice la piel ante sus palabras y sus maravillosas imágenes:

“El sol cortaba como el borde de una lata de hojalata”

Además, es capaz de expresar la complejidad de los sentimientos con una naturalidad y una simpleza que me dejaban leyendo la misma frase durante minutos:

“Me llamaron del hospital para decirme que mi mujer había sufrido un accidente y que tenía que acudir inmediatamente. Fue la última vez que indiqué a unos coreanos cómo llegar a la Place du Tertre, donde se juntaban los pintores”

Es un libro que cuesta de leer por la dureza de lo que se cuenta en él, pero Fawaz Hussain consigue transmitir todo el dolor comprimido a través de una prosa muy bella y dulce, que a ratos te cae encima como un cubo de agua helada para luego abrigarte con una cálida manta.

Por otro lado, la posición ideológica del protagonista (y doy por hecho que es la del autor) ante el conflicto kurdo no deja lugar a dudas y, aunque me ha encantado saber más sobre la historia reciente de esa región, algunos fragmentos narrados con la voz de Farzand me sonaban un poco paternalistas y moralistas. A ratos era como estar escuchando un mitin político. He de reconocer que a lo largo del libro he tenido algunos desencuentros con él y que me ha costado un poco en algunos momentos llegar a empatizar.

Pero en conjunto el libro me ha gustado muchísimo porque me ha emocionado, me ha contrariado y también me ha tenido en vilo durante toda la lectura. Me ha hecho querer sumergirme en la historia del Kurdistán para intentar entender mejor qué es lo que ocurre realmente y también me ha puesto cara a cara con mis prejuicios y me ha hecho cuestionarme.

Además, como traductor de El principito al kurdo, Hussain introduce en el libro un montón de referencias a uno de los personajes más emblemáticos de la literatura universal y que es, además uno de mis favoritos, así que cómo no ganarme con eso?

En resumen, es muy difícil comprender realidades que nada tienen que ver con la nuestra, como es por ejemplo el nacionalismo kurdo/nacionalismo turco y el conflicto político y social que reina y pone en jaque las vidas de tantísima gente. Me ha hecho ver que la cultura tiene más que ver con los sentimientos que con la política y lo cruel que es sentar fronteras basándose solo en esta última. Además de poner en evidencia a través de la mirada de unos personajes brillantes las terribles consecuencias de la guerra.

Es un libro que me ha absorbido y me ha obligado a mirar con otros ojos, así que solo puedo recomendarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.