• Radiopatio

    Los pensamientos compartidos pican menos

    Incitada por una amiga muy motivada, durante un tiempo me dio por buscar información sobre emprendeduría para encontrar un camino profesional que realmente fuera mío. Para agenciarme un pedacito de ese éxito de algodón de azúcar que no paraba de ver en las redes sociales. Los mensajes siempre eran del estilo: “Encuentra lo que verdaderamente te gusta y la manera de sacar dinero de ello y tendrás una vida maravillosamente feliz. Es posible, solo has de querer.” Reflexionando sobre ello, me acordé del libro de Sonríe o muere, de Bárbara Ehrenreih (que reseñaré más adelante cuando lo termine). La presión que este tipo de pensamientos “positivos” ejercen sobre nosotros es…